FUNDACION DE GRACIELA OLIMA VISITÓ A FAMILIAS HUMILDES

Con el valor de la solidaridad como norte, nació hace unos meses la Fundación “Graciela Olima - Con los Niños No”. Desde sus inicios brinda asistencia y contención a decenas de familias con equipos interdisciplinarios de profesionales y con alimentos y elementos necesarios de supervivencia.

Brinda almuerzos populares y concienciación a través de información y folletos sobre las maneras de denunciar algún hecho que vulnere los derechos de los niños.

Cabe mencionar que Graciela Olima es tía de tres niños por los cuales luchó incansablemente hasta ver tras las rejas a quien imputaban como su abusador (el reconocido caso Olima) y también por darle contención tras ser abandonados por sus padres, según ella misma relató.

Con la ayuda de amigos, vecinos y otras organizaciones, hoy la fundación recorre, casa por casa, ciudad y distritos, vivenciando la realidad que viven decenas de familias carentes.

Descubrimos necesidades

“La misión nuestra es ayudar a las personas en general porque vamos concienciando casa por casa y descubrimos muchas necesidades y también abusos, maltratos. El propósito de la fundación es ponerse a disposición de la gente y hacerse eco de sus situaciones y reclamos, y también queremos erradicar el hambre, la pobreza, los abusos, el maltrato y también hacer conocer que el estado está ausente en general.

Queda prohibido robar o dañar a la niñez, depende de todos nosotros los adultos proteger nuestro futuro y a los más vulnerables. Todos somos responsables de ellos”, afirman desde la organización.

“Todos ignoramos lo que les pasa a los niños, violamos sus derechos y después pedimos un mundo mejor, estamos a tiempo cuidemos de ellos y los protejamos hasta con nuestras vidas; todas las instituciones miran para otro lado, total, los pequeños no votan.

Tomemos conciencia y ayudemos a los niños en estado de abandono, ellos son vulnerables, no ignoremos la triste realidad que duele, pero es necesario mostrar, de nosotros depende salvar nuestro futuro”.

Distritos por distrito, casa por casa

Vale la pena comentar que los miembros de esta organización recorren distrito por distrito, casa por casa, relevando las necesidades y “concienciando, por ejemplo ya hicimos Nonogasta o las Colonias de Malligasta. Vemos que necesitamos que el estado los tenga en cuenta en todos los aspectos”.

Repartimos más 5.000 folletos en todo el departamento, acompañamos a las víctimas a realizar denuncias y damos contención para las mismas, también asistimos a las personas más vulnerables en los lugares que nos necesitan, realizamos viandas y meriendas en los lugares que va el grupo a concienciar, gracias a todas las personas que nos colaboraron”.

Asimismo se dirigió a las autoridades municipales al decir que “en la Colonia de Malligasta necesitan urgente que la sala de primeros auxilios esté activa y equipada con médicos y enfermeros las 24 horas, los 365 días del año, porque si alguna persona se enferma tienen que traladarse a Malligasta o a Chilecito y si no tienen en qué venir sólo les queda rezar que Dios los cure; apelamos a su buena predisposición que interceda urgente a la necesidad básica que es proteger la salud de la comunidad”.