QUE LOS BANCOS NO TENGAN BAÑOS PARA LOS CLIENTES ES UN TEMA A CONSIDERAR

Remarcaron desde la delegación local de la Asociación Bancaria, luego de que un jubilado se orinara en una entidad bancaria de nuestra ciudad. “A la gente hay que atenderla como realmente se merece. En definitiva los clientes son los que dan las ganancias al banco y deben ser atendidos como corresponde”, ratificaron.

“Es un tema de larga data”, respondió Raúl Ramos de la delegación local de la Asociación Bancaria respecto a la falta de baños en los bancos. También dijo que “hicimos un llamado al criterio de las autoridades de cada banco para ver qué solución le damos a este aspecto porque en definitiva los clientes son los que dan las ganancias al banco”.  Por ello resaltó que “deben ser atendidos como realmente corresponde”.  En ese sentido, hizo mención a las largas colas considerando que “no se puede entender que debido a las inclemencias del tiempo, sea lluvia, frio o calor; se forman largas colas a la intemperie y la gente sufra sobre todo los jubilados”. 

“Que los bancos no tengan baños para los clientes es un tema que se tiene que considerar, y a esta altura que no solucionen estos aspectos, es una preocupación constante. A la gente hay que atenderla como realmente se merece”, ratificó.  Como solución, comentó que “muchas veces nos pusimos a pensar en la posibilidad de conformar una cuerpo de asistencia a quienes van a cobrar, realizar sus diligencias bancarias porque vemos la situación por la que pasan, una precariedad total pero no tuvimos resultados”.

  “Entiendo que los bancos tienen la suficiente rentabilidad para poder dar este tipo de servicios, por eso apelo a la sensibilidad de los directorios de cada institución bancaria para rever esta medida y si pueden lograr una solución para todos”, remarcó Ramos aclarando que “hemos puesto en la mesa de diálogo siempre la prioridad, la atención de la gente, atención los cajeros, la dotación de dinero como realmente corresponde, pero aveces nos hace pensar que nuestros reclamos caen en saco roto”.