LA CORTE SUPREMA TIENE FECHA PARA FALLAR POR LA ENMIENDA Y CONSULTA POPULAR

La decisión sobre si Sergio Casas puede buscar su reelección amparado en dicho proceso estaba previsto que sea el día 13 de marzo pero se postergó hasta el 19. Los distintos escenarios que analiza el PJ de cara a la decisión del máximo tribunal.

Finalmente fuentes judiciales y políticas confirmaron que la Corte Suprema de Justicia tiene previsto fallar sobre el amparo en contra del proceso de enmienda y consulta popular realizado en La Rioja el próximo 19 de marzo.

Si bien esta previsto para el día 13, esto se postergó por unos días más porque el máximo tribunal sabe de la trascendencia política que tendrá un fallo ya sea a favor o en contra.

El gobierno nacional opera para hacer caer la reelección de Sergio Casas, mientras que el gobernador riojano tiene el apoyo de todo el Peronismo Federal que comanda Sergio Massa, gobernadores y el influyente titular del bloque del PJ en el Senado, Miguel Angel Pichetto.

Incluso, el fallo que finalmente se produzca sobre el caso de La Rioja puede ser determinante para resolver la también aspiración del gobernador de Río Negro y aliado de Pichetto, Alberto Weretilneck, de ir por su reelección.

Escenarios para el PJ según el fallo de la Corte
Un fallo rechazando el amparo de Cambiemos hará que Sergio Casas, que hasta el momento nunca confirmó o rechazó su postulación a la reelección, reciba el apoyo del PJ en pleno y sea oficialmente nombrado candidato a gobernador.

Automáticamente se definirá también su compañero de fórmula, entre quienes suenan Ricardo Quintela, Teresita Madera, Juan Carlos Santander, Fernando Rejal y Florencia López, entre otros.

Actualmente Sergio Casas es el dirigente que más mide en el PJ y fue la razón por la que el oficialismo realizó dicha ingeniería electoral para volver a tenerlo encabezando la boleta para las elecciones provinciales.

La cosa cambia si la Corte Suprema invalida todo el proceso de enmienda y consulta popular y anula la posibilidad de que Casas busque su reelección amparado en dicho proceso.

Allí inmediatamente el PJ y aliados buscarán suspender el llamado a elecciones del 12 mayo próximo. Para ello se deberá buscar que algún partido impugne la convocatoria y que el Tribunal Superior de Justicia haga lugar.

El objetivo: ganar tiempo, ya que al igual que ocurrió en Río Negro, el peronismo podría ir al Tribunal Superior para que los jueces del órgano decidan si el gobernador puede ser reelecto (ya con el proceso de enmienda y consulta popular anulado) apelando a la interpretación de la Constitución Provincial, más precisamente del artículo 120.

Este dice que el gobernador o vicegobernador “si han sido reelectos o se han sucedido recíprocamente, no pueden ser elegidos para ninguno de ambos cargos, sino con intervalo de un período”.

El problema es la categoría de reciprocidad y si, en caso, la reelección se aplica a la fórmula o a los candidatos individualmente, Casas entendió que era confuso y por eso, avanzó con una reforma constitucional via enmienda.

Pero en caso de tener un fallo negativo de la Corte Suprema sobre este último proceso, la última opción será que el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja haga una interpretación de dicho artículo y sostenga, como ocurrió en Río Negro, que el actual gobernador puede ir por la reelección.

Si todo esto falla, el PJ riojano deberá decidir rápidamente quien será su nuevo candidato a gobernador. Y allí comenzará una fuerte puja dentro del peronismo, ya que dirigentes como Ricardo Quintela, Teresita Madera, Fernando Rejal o algún intendente del interior buscarán ser los bendecidos, en una carrera contra reloj.