CIERRA UN CLASICO, CIERRA "BOMBUCHA"

La clásica fábrica de bombitas de agua es una nueva víctima de la crisis que golpea al consumo argentino. La empresa, ubicada en San Luis, despide 65 trabajadores. También fabricaban preservativos de distintas marcas.

La crisis económica argentina y los cambios en el mercado se cobraron una nueva víctima. Se trata de Cidal, la compañía dueña de la marca de globos de agua Bombucha, que está en proceso de cierre.

Cidal es la abreviación de Compañía Industrial de Artículos de Látex. En su página web se presenta como una empresa de capitales nacionales que se dedicada a la fabricación de artículos con este material desde 1953.

Además de su nave insignia comercial, Bombucha, fabrica los preservativos Camaleón, Exotic y Punticrem, así como globos de cotillón bajo la denominación Ronda. Fue el primer fabricante de preservativos de látex en la región.

La versión fue echada a correr por los trabajadores, que desde hace días hacen guardia en la planta ubicada en la provincia de San Luis. Pero también está confirmada por un acta firmada entre representantes de la compañía y sus empleados en una instancia común que tuvieron bajo el paraguas de la gobernación puntana.

El documento, al que accedió la prensa, sostiene que el tres de octubre pasado se reunieron en la delegación zonal del denominado Programa de Relaciones Laborales -una especie de cartera de Trabajo que depende del Ministerio de Gobierno, Justicia y Culto- Eduardo Richar -gerente de la compañía- y Héctor Cardellino -su apoderado-. Allí, según el documento, la empresa sostuvo que «suspendería definitivamente sus actividades, quedando una guardia que será cubierta por cuatro trabajadores que ya venían cumpliendo dicha tarea».